La experiencia de un taller gastronómico en Santiago

HELLO COOKING45El turismo gastronómico es una de las muchas alternativas de ocio que ofrece Santiago de Compostela, donde su gastronomía se convierte en uno de los encantos principales. Se trata de una aventura por la cultura de la ciudad, una manera de conocer su pasado, presente y futuro.

Estas aventuras culinarias, no solo se basan en comer platos del lugar sino que se realizan actividades que abarcan aspectos como la visita a los mercados locales, participación en las festividades locales, cursos de cocina, visita de bodegas, cata de vinos. En Santiago tendrás la oportunidad de hacer todo esto.

Una de las experiencias más atractivas y que es tendencia son los talleres gastronómicos, donde la persona encargada de impartirlo nos indicará los puntos necesarios para cocinar diferentes platos en una jornada dinámica y lúdica.

Hello Cooking, multiespacio de ocio gastronómico en Compostela te ofrece la oportunidad de vivir esta experiencia, escogiendo entre todo tipo de talleres culinarios. La idea de este taller de cocina es que cualquier persona que quiera aprender a cocinar o descubrir otro tipo de gastronomía pueda disfrutar con estos cursos y compartir sus dudas y sus conocimientos también.

Se ofrecen numerosos talleres que repiten en la programación por su éxito alcanzado, como los de empanadas, arroces o, la última tendencia, la creación de todo tipo de masas. Estos cursos los ofrecen diferentes colaboradores o colaboradoras, que la empresa busca, tras captar las últimas preferencias en el público. Por eso en estos pasados meses se han incorporado nuevas temáticas como los talleres de cocina macrobiótica (vegano, tailandesa, japonesa, sushi o árabe, entre otras), o incluso de gastronomía típica cubana. También los talleres infantiles y los dirigidos de forma específica a novatos y novatas son otros de sus puntos fuertes, que tiene marcado sus días en el calendario de Hello Cooking.

Novo espacio Hello CookingEl local inaugura además un nuevo espacio en el que se podrán finalizar los cursos culinarios, ya que ofrece un comedor, algo más amplio y formal a lo que aporta la cocina, en el que disfrutar de una degustación tranquila.

Responder